Una reflexión…

Una reflexión:

Estos días han sido días de aprendizaje, por qué no, he aprendido a valorar más, si cabe, lo que es realmente ser artesana, el sentido de crear. Me alegra saber que puedo ser objeto de inspiración (incluso de copiar) por un trabajo que realizo desde hace varios años con mimo, cariño y mucho esfuerzo. No deja de ser un halago.

Seguiré realizando mi trabajo desde el rincón de mi taller como hasta ahora lo he ido haciendo, espero que los demás desde la humildad y sobre todo desde la honestidad valoren la originalidad y la autenticidad que hay en cada una de las piezas que realizo. Estoy contenta de pertenecer a ese grupo de artesanos que viven con pasión su trabajo y que busca continuamente estímulos para realizar una labor creativa en todo lo que hace.

Feliz año!!